Al usar este sitio web usted consiente el uso de cookies. Las cookies pueden ser administradas en la configuración de su navegador web o de su dispositivo. Para más información, por favor revise nuestra Política de Cookies.
Medicina Natural

¿POR QUÉ ES NECESARIO QUE INTEGREMOS MEDICINA NATURAL?

Para vivir y morir gozando de perfecta salud, como debe ser. Según los ingenieros biológicos, el cuerpo humano está diseñado para vivir muchos más años de los alcanzados, conservando nuestras facultades físicas y mentales y la alegría de vivir hasta el final. La muerte sobrevendrá en la vejez avanzada, en paz y conscientes de nuestra partida, cuando se agote la reserva de energía primaria.

Lamentablemente, esto no es lo que estamos viviendo. Las enfermedades más graves van en aumento y apareciendo a edades cada vez más tempranas. Vemos nuestros mayores cada vez más con enfermedades mentales, auto-inmunes y degenerativas, que antes eran raras. Así, estamos muriendo a mitad de la vida de un cáncer o un ataque cardíaco o desarrollando largas y dolorosas enfermedad, cuando aún nos quedan muchos años de productividad por delante.

Lo peor es que la expectativa de los organismos mundiales de salud es que está situación va a empeorar en los próximos años.

La buena noticia es que esto no tiene que seguir siendo así. Creemos firmemente, incluso las máximas autoridades de salud, que podemos mejorar sustancialmente los índices de salud mundial si integramos los planteamientos de la Medicina Natural a nuestra vida. Es volver a una alimentación más natural, es vivir más acorde con las leyes de la naturaleza, sin dejar de atender las exigencias de la vida actual.

Por supuesto, no se trata de hacer a un lado los avances de la Medicina Alopática, a la que le debemos mucho, es hacer un uso inteligente de ella, mientras integramos lo mejor de cada una de las otras medicinas, en el momento adecuado. Es esto lo que nos hará más saludables.

¿CUÁLES SON LOS APORTES DE LA MEDICINA NATURAL?

Devolver la responsabilidad y la confianza al paciente: Ni el mejor médico o terapeuta del mundo, ni la mejor medicina, puede evitar que nos enfermemos si no vivimos un estilo de vida que promueva la salud. El enfoque de la Medicina Natural no está en curar la enfermedad, sino en evitar que se produzca. Es fundamentalmente preventiva y le devuelve al paciente la responsabilidad sobre el cuidado de su salud y la confianza de que puede hacerlo.

Normalización de funciones: El cerebro trae la plantilla de un cuerpo perfecto y viene diseñado con un sistema de auto-curación interna; es él quien mejor sabe como repararse. ¡Sólo mira lo bien que lo hace cuando nos quebramos o cortamos!. Los tratamientos naturales van dirigidos a reforzar y nutrir el cuerpo para que sea el mismo quién resuelva la enfermedad y nos regrese al equilibrio.

Los fármacos no nos están curando porque van dirigidos a cortar síntomas que no son la enfermedad. Síntomas como la tos, sangrados, fiebre, dolor, inflamación, vómitos, diarreas, flemas, etc. son parte de ese proceso curativo y de limpieza que el cerebro a echado a caminar. El químico corta el síntoma alterando el mecanismo cerebral que lo produce, lo cual puede ser necesario en caso de emergencia, pero hacerlo en forma recurrente, como está pasando, va dañando los mecanismos de curación y y se nos van acumulando los múltiples efectos secundarios de los medicamentos. Esta parece ser la causa de tantas enfermedades que se vuelven crónicas y tantas que se declaran incurables.

Evitar cirugías: La Medicina Natural utilizada a tiempo evita muchas cirugías. Éstas, aunque necesarias en algunos casos, debilitan e incompletan el organismo, impidiendo que regrese a su normalidad.

Visión holística: Somos un todo formado por el cuerpo físico y nuestros estados emocional, mental y espiritual. Es imposible ser saludables por partes, pues cada una de estas áreas se influye una a la otra. Uno de los aportes más importantes de la Medicina Natural es la visión integral del paciente, atendiendo no solo su cuerpo físico sino su estado emocional y mental y, aún más importante, su estado espiritual, pues si creemos que la vida no tiene sentido, si no hay un propósito ¿para qué me cuido?.

¿POR QUE USAR UNA MEDICINA QUE NO ES CIENTÍFICA?

Porque ha demostrado ser efectiva, con mucho menos efectos secundarios y mucho más económica. La humanidad está recibiendo información para la que la ciencia viene rezagada, no tiene sentido dejar de usarla en un mundo urgido de tratamientos menos agresivos y más económicos.

SI LA MEDICINA ALOPÁTICA CASI DUPLICÓ LA EXPECTATIVA DE VIDA ¿POR QUÉ USAR OTRA?

Varios estudios demuestran que el aumento en la expectativa de vida se debe, principalmente, a los cambios que hemos hecho en nuestro estilo de vida: Una mejor alimentación, menos hijos, más higiene, uso de letrinas, agua potable, etc. También a que la tecnología mantiene con vida a gente que antes moría.

POSICIÓN DE LOS ORGANISMOS MUNDIALES DE SALUD

Es importante saber que son los mismos organismos mundiales de salud quienes están impulsando el uso de la Medicina Natural. La Organización Mundial de la Salud mediante dos proyectos del año 2005 y 2013 está pidiendo que se integren a los sistemas de salud pública. Puede ver su primer proyecto en esta dirección: http://www.who.int/gb/ebwha/pdf_files/EB111/seb111

Crea su sitio web desde su página de Facebook, instantáneamente.

Pruebe GRATIS durante 14 días

No se requiere tarjeta de crédito, cancela en cualquier momento. pagevamp.com